Golas en la Manga del Mar Menor. Murcia -España- | All You Need In Murcia

Naturaleza, Mar, Montaña

Golas en la Manga del Mar Menor

La Manga del Mar Menor

Gola de Marchamalo en La Manga del Mar Menor La Manga del Mar Menor está interrumpida en cinco puntos de su trazado longitudinal por “golas” o canales de comunicación entre las aguas del Mar Menor y las del Mediterráneo.
Dos de ellas, la de la Torre y la del Ventorrillo son pasos naturales situados en el paraje de la Encañizada, San Pedro del Pinatar. Las otras tres (Marchamalo, el Estacio y El Charco), fueron creadas total o parcialmente de forma artificial y para cruzarlas se recurrió a la construcción de puentes que salvan la continuidad de la carretera.
También se conocen como golas los pequeños canales que se realizaron en los años 70 en la urbanización de Veneziola
El intercambio de aguas a través de estos canales permite al Mar Menor disminuir su grado de salinidad y sus condiciones térmicas, provocadas por la evaporación de sus aguas, por efecto de las altas temperaturas y de los abundantes días de sol.

Gola de Marchamalo:

Unica totalmente artificial, se encuentra a unos 2 km de la entrada de la Manga y junto a ella la playa de Marchamalo.
En 1762, se otorgó licencia para su construcción como explotación pesquera, dándosele el nombre de Encañizada de Calnegre, concedida al entonces Real Hospital de la Caridad de Cartagena.
Al expandirse la urbanización de la Manga, a finales de los años 60 y principio de los 70 del siglo XX, desaparece la pesquería y se construye un puente que permitió el tráfico de vehículos.
Esta gola tiene muy poca profundidad en algunos puntos por lo que sólo permite el paso de pequeñas embarcaciones de corto calado y las tan agradables “motos de agua”

Gola del Charco:

Situada entre las Encañizadas y Veneziola al Norte de la Manga es otra gola  modificada sobre una natural. En esta gola como en la del Ventorrillo y la Torre, para provechar el movimiento migratorio de ciertos peces como el mújol, la dorada, el magre, la chapa, etc. Se vienen instalando desde la época árabe, unos sistemas de pesca elaborados con cañizos y redes denominados encañizada que han dado nombre a estos parajes del norte de la Manga.
La gola del Charco, como el resto del entorno de las encañizadas, ha sufrido escasas transformaciones, salvo en los islotes de Ventorrillo y de la Torre, que albergan casas auxiliares para instalaciones de pesca.
El hábitat del entorno donde se sitúa la gola del Charco está conformado por una amplia zona de vegetación halófila (amantes de la sal), dunas, playas y acumulaciones de Posidonia oceánica. Esta zona se encharca cuando se producen las escasas lluvias o alguna tormenta. Además es el refugio de cigüeñuelas, avocetas y otras aves de gran interés y rareza como el Somormujo lavanco (Podiceps cristatus) y la Serreta mediana (Mergus serrator).

Gola del Estacio:

El Estacio es un promontorio de unos 2,30 mts de altura que surgió hace unos 10 millones de años debido a unas erupciones volcánicas  y que se extiende desde el brazo de la Manga por unos 40mts y en cuyo extremo se construyó en 1862 el conocido Faro del Estacio.
Junto a este promontorio se sitúa  la gola del Estacio, canal natural de comunicación entre las aguas del Mar Menor y del Mediterráneo y paso de peces para el desove y cría en el Mar Menor.
Este canal se ha ido dragando y transformando de forma artificial principalmente desde 1973 dándole una profundidad de 4mts en su zona central y una anchura de 39 mts con el fin de facilitar el tránsito de embarcaciones entre ambos mares..
Con el fin de extender las construcciones más allá de la gola del Estacio se construyó en 1969 un puente giratorio por sistema de rotación para permitir el paso de vehículos en su estado normal y también el tránsito de las embarcaciones cuando se abría y giraba. En el año 2003 fue sustituido por el puente actual proyectado por el ingeniero Javier Manterola  Armisen.

Golas de La Torre y del Ventorrillo

Estas dos golas son las únicas totalmente naturales y se localizan en el extremo norte de la Manga en la zona de las Encañizadas, tradicional arte de pesca heredado de los árabes. 
Cada una de esta dos golas dispone de un edifico de dos plantas para auxiliar las labores de pesca y cuyo acceso es sólo a través de barca.
El mejor punto para observar y visitar estas golas y encañizadas es recorriendo las playas de la LLana hasta Punta de Algas unos 3200 mts a pie por la orilla de la playa  o desde el entre la playa de la Mota  y las Salinas  que empieza en el molino Quintín a unos 2700 m a pie.

0
Comentarios

Añadir comentario





Gola de Marchamalo en La Manga del Mar Menor
Gola de Marchamalo en La Manga del Mar Menor
Gola de Marchamalo en La Manga del Mar Menor
Gola de Marchamalo en La Manga del Mar Menor
Gola del Charco en La Manga del Mar Menor
Gola del Charco en La Manga del Mar Menor
Gola del Charco en La Manga del Mar Menor
Gola del Estacio en La Manga del Mar Menor
Gola del Estacio en La Manga del Mar Menor
Gola del Estacio en La Manga del Mar Menor
Gola del Estacio en La Manga del Mar Menor
Canales de Veneziola en La Manga del Mar Menor
Gola de la Torre en La Manga del Mar Menor
Gola del Ventorrillo en La Manga del Mar Menor
Golas de la Torre y del Ventorrillo en La Manga del Mar Menor

Documentos asociados


Newsletter

Envíenos su e-mail y recibirá nuestro boletín informativo con todas las novedades y promociones.

He leído y estoy de acuerdo con la política de privacidad