Abanilla. Turismo en Abanilla. Que Hacer. Que Ver. Que Visitar | All You Need In Murcia

Destinos

Abanilla

Iglesia de San José de Abanilla Abanilla es conocida como la Palestina murciana porque junto a sus ramblas secas, aprovechando la escasa humedad de sus suelos, crecen palmeras creando la sensación de estar en pequeños oasis. El nombre deriva del árabe, al-Banyla, ciudad blanca. Los árabes crearon una fortaleza en el Lugar Alto para protegerla. Abanilla pasó a depender de la Orden de Calatrava hasta el siglo XIX, cuando se independizó. De la orden cristiana se conserva la Casa de la Encomienda, desde donde el Comendador recaudaba los impuestos y diezmos. 

Abanilla está  situada en la comarca oriental de la Región de Murcia y al límite con la comunidad valenciana con una superficie de 235,62 km2 y una población censada en el año 2014 de 6.435 habitantes
Debido a su enclave en el S.E. de la península ibérica, la mayor parte del municipio se corresponde con un clima semiárido y árido, de ámbito mediterráneo que se caracteriza por la escasez de precipitaciones, con una sequía veraniega casi total con temperaturas bastante altas y una media anual de 19º siendo de las más elevadas de la provincia de Murcia.

El territorio municipal ofrece una serie de sierras con sensible orientación SO-NE (Quibas, Barinas, del Cantón y Abanilla) separadas por depresiones de diversa amplitud y abundantes materiales blandos. Su paisaje y morfología es muy peculiar  originado por la coexistencia de rocas de diferente naturaleza y resistencia a la acción de la erosión. Resalta el acentuado contraste entre los sectores más o menos llanos, ocupados por tierras de labor unas veces, por ramblas y barrancos otras, y las descarnadas y pétreas sierras casi completamente desprovistas de vegetación. En medio del secano que ocupa la casi totalidad del territorio municipal, se alza la lozanía de la pintoresca huerta de Abanilla, aunque sin duda  es la aridez la que da carácter al paisaje.

Dentro del casco urbano debemos visitar sus calles, Iglesia, monumentos, edificios, sin olvidar el lavadero municipal o la fuente de la plaza Mayor.

De entre sus paisajes destacamos las bad lands “tierras malas” que podemos encontrar a la salida de Mahoya,  dirección al Partidor (A9)  y también desde Mahoya en dirección a los Baños de  Fortuna (A-21), lugares donde podemos hacer preciosas fotos al atardecer.

En torno a la población, la escasez de agua ha configurado un impresionante paisaje desértico que tiene su muestra más locuaz en la Rambla del Chicamo, un gran colector que drena las tierras de Abanilla y que recoge las aguas de diferentes cañadas provenientes de las vecinas sierras. Este sistema hídrico tiene el carácter torrencial característico de las ramblas mediterráneas.

Es sin duda el Río Chícamo el mayor atractivo en cuanto a naturaleza con diferentes rutas de senderismo y un verdadero oasis en estas tierras con un precioso cañón “ el cañón del Cager”
También existen importantes manantiales o fuentes, como la Fuente del Algarrobo y la Fuente de la Higuera.

La Partida del Algarrobo se encuentra muy próxima a Barinas, a la que pertenece.
En ella existía desde tiempo inmemorial una fuente natural, a la que acudían los vecinos de Barinas dada su cercanía a la pedanía, para tomar sus aguas, dar de beber a los animales, y también para lavar.
Hoy se sigue conservando esta fuente y el lavadero, que fueron reconstruidos en los años sesenta.

Para llegar a la fuente del Algarrobo tomamos en Barinas la carretera dirección norte llamada “camino del Algarrobo”.
También llegamos a esta fuente desde Mahoya tomando la carretera a la izquierda entes de entrar a Barinas.

Las fiestas patronales de Abanilla declaradas de Interés Turístico Regional se celebran entre la última semana de Abril y primera de Mayo.


GASTRONOMÍA
De entre su variada gastronomía destaca la carne a la brasa, en especial la de cabrito, el arroz con conejo y caracoles, los embutidos caseros, las gachasmigas y las tortilleras, típicos de los días de lluvia; hortalizas como las habas o las alcachofas (aquí "alcaciles").En cuanto a postres, destacan los frutos de la huerta como los famosos albaricoques de damasco y la pereta (exclusivos de esta zona), dátiles, "granás", higos, etc.
Otro producto elaborado en Abanilla es su rico aceite como resultado  del tipo de terreno y el elevado número de oliveras que existen en este municipio .
Como ejemplo de cultivo ecológico y artesanal mención especial a los Majos con un vinagre dulce de frutas único en el mundo.
En cuanto a la repostería tradicional: buñuelos, almojábanas, monas, madalenas, rollos de naranja o anís y almendrados y mantecados, típicos de Navidad. Todo ello regado por el magnífico vino del país sin olvidarnos de la gran calidad del aceite prensado a la antigua usanza en las almazaras tradicionales que salpican el término.
 





Ver Destinos en un mapa más grande

Iglesia de San José de Abanilla
Calle Mayor de Abanilla
Calle Santa Cruz de Abanilla
Casa Cabrera de Abanilla
Casa de la Encomienda de Abanilla
Casa Pintada de Abanilla
Fuente de la Calle Mayor de Abanilla
Ayuntamiento de Abanilla
Lavadero Municipal de Abanilla
Monumento a la Santísima y Vera Cruz de Abanilla
Monumento al Moro y al Cristiano de Abanilla
Olivar de Abanilla
Paisaje Desértico de Abanilla
Paisaje Palmeras de Abanilla
Panorámica de Abanilla
Plaza de la Constitución de Abanilla
Plaza de la Purísima de Abanilla
Río Chícamo de Abanilla
Monumento al Sagrado Corazón de Abanilla
Fuente del Algarrobo. Abanilla
Auditorio Municipal de Abanilla de Abanilla

Newsletter

Envíenos su e-mail y recibirá nuestro boletín informativo con todas las novedades y promociones.

He leído y estoy de acuerdo con la política de privacidad