Naturaleza, Mar, Montaña

Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil

Camping la Puerta
Moratalla

Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla La poza de los Baños de Somogil, se encuentra en Moratalla muy cerca del camping de la Puerta. Este entorno fluvial de la Puerta, es quizás, el mejor conservado y salvaje del interior de la Región de Murcia, con sus hoces, cortados, bosque de ribera, saltos y cascadas.
En esta poza  confluyen dos corrientes de agua. Una superficial, la fría, que aporta el chorro del arroyo Hondares desde su lejano nacimiento; y otra subterránea, la caliente, que brota del interior de un profundo acuífero a 26º aprovechando una falla en la roca caliza. Dos grifos naturales: el frío y el caliente, como en un spa pero en la naturaleza, al aire libre, rodeado de árboles en un incomparable paraje.
En la superficie del agua es visible el burbujeo que produce ascendiendo desde el fondo de la poza. Dos grifos naturales: el frío y el caliente, que podrás comprobar tú mismo si te sumerges en esta poza. La poza remansa ambas aguas ,ideales para un relajante y tonificante baño. Un lujo natural al alcance de cualquiera.
Los baños de Somogil han existido desde tiempo inmemorial, ruinas en los alrededores son testigos de una etapa anterior.
Hubo un tiempo en el que los vecinos de Moratalla subían a bañarse, guardando turnos separados entre hombres y mujeres, que un vigilante marcaba con un toque de trompeta.
Ahora pese a su abandono y escaso acondicionamiento, son un lugar ideal para que todos disfrutemos del uso lúdico del agua. Sin embargo hubo un tiempo en el que no fue así, pues un pozo de extracción de aguas dejó seco el nacimiento de aguas termales al esquilmar el acuífero que, lo alimentaba.
Ahora el pozo se ha trasladado más abajo y las aguas de los baños vuelven a deleitar a todos. Y es que el agua, como nos enseñaron los árabes, y antes los romanos no sirve sólo para regar las tierras , también riega los cuerpos.
(notas de la Verdad: guía de senderismo)

La ruta. El Río Alhárabe

La ruta para visitar los baños de Somogil la puedes realizar de dos formas diferentes. Una en coche siguiendo la carretera que pasa junto al camping La Puerta, donde hay una barrera siempre levantada, llegando hasta un punto donde termina el asfalto, junto a un mirador y comienza una pista de tierra que también la puedes continuar en vehículo hasta que la pista se acaba. Un camino pedregoso e indicado y protegido por una barandilla te lleva hasta la poza de Somogil. Por esta ruta no verás lo más bonito de este lugar como es el paisaje junto al río Alhárabe.

El río Alhárabe, muy conocido por los moratalleros como el "río Grande", brota de varias fuentes en la sierra del Zacatín a 1400 metros de altitud. Discurre por terrenos abruptos y encajonados, abriéndose al llegar a la fértil huerta de Moratalla, donde confluye con el río Benamor para formar el río Moratalla , afluente del río Segura en el cual desemboca a la altura del Santuario Nuestra Señora Virgen de la Esperanza, otro precioso lugar situado en Calasparra.

Si prefieres la aventura y las aguas bravas, ésta segunda opción es tu excursión a lo “Indiana Jones” , por los parajes, no por la dificultad, acompañado por la música de los pájaros, por la que disfrutarás entre las pozas y saltos del río Alhárabe en su discurrir por el paraje de La Puerta entre una frondosa vegetación.
Esta excursión la comenzamos desde el aparcamiento externo al camping por un camino que baja al río que podemos vadear a través de unas piedras, llegando a un puente con dos estupendas cascadas y un azud que remansa el agua donde te puedes bañar si te apetece y es la delicia de todos los campistas.
Durante gran parte del recorrido la realizas aguas arriba acompañado por el río entre espectaculares parajes, trepando por alguna piedras y túneles vegetales con enredada vegetación y sendas no señalizadas por lo debes de estar muy pendiente del recorrido por el estrecho de la Puerta. El sendero termina por salir al ancho camino de tierra que viene del camping de La Puerta.
Llegando al final del camino, un sendero pedregoso a la izquierda protegido por una barandilla de madera, baja a los baños, en los que se remansa el agua que cae de la chorrera del arroyo Hondares y la que brota del nacimiento termal.

La ruta es de unos 6 km entre ida y vuleta que puedes hacer incluso en verano y así aprovechar para darte un refrescante chapuzón.
En cualquiera de las dos opciones escogidas la ruta termina en los abandonados baños de Somogil, otro "rincón encantador" de la Región Murcia,  donde el agua del arroyo Hondares, sus saltos y pozas deleitarán tus sentidos. Son un jacuzzi en la naturaleza . una gran excursión fluvial en la que acompañará un precioso bosque de ribera.

Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
Estrecho de la Puerta y Baños de Somogil en Moratalla
1
Comentarios
ComentariosDolores
Posted on 30/10/2017 at 20:47
Pues hoy 30 de actubre de 2017 ni sombra de aguas termales. Las pozas están vacías. Qué desengaño.

Añadir comentario





Enlaces relacionados

Documentos asociados


Newsletter

Envíenos su e-mail y recibirá nuestro boletín informativo con todas las novedades y promociones.

He leído y estoy de acuerdo con la política de privacidad